domingo, 1 de febrero de 2009

Espía como puedas: tod@s contra tod@s



En este sainete madrileño de verbena nacional nadie se fía de nadie, el chantaje campa por cualquier esquina y los dosieres vuelan sobre las mesas. La presidenta contra el alcalde; los consejeros de una contra los concejales del otro; los consejeros entre sí; los concejales, también; la oposición, ausente por si les cae algo; los jueces, a amontonar papeles; la iglesia, persiguiendo autobuses; los medios de comunicación, presionando - defendiendo a unos y otros a fin de conseguir bálsamo para su maltrecha liquidez; los bancos, poniéndose las botas; don mariano (impávido) saca a la niña al ruedo no vaya a ser que se lleve él la “corná”; y mientras, el presidente zapatero se pone su mejor traje de luces y nos da un pase de pecho a cuenta de la crisis… ¡olé!

¿Hasta cuando los ciudadanos tendremos que soportar esta partitocracia decimonónica? Esta casta política surgida del postfranquismo se alterna en el poder religiosamente en defensa de la oligarquía económica que les sustenta; ¡cuánto nos queda por aprender de Estados Unidos, Francia y Alemania!, pero me temo que más bien vamos abocados al modelo italiano…

¡Nieva de nuevo!
¿Se llevará toda esta basura?

3 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

Es una verguenza. Pero a nadie parece importarle.

Felipe dijo...

Pues si a muchos como a nosotros nos importa y hacemos algo por evitarlo; sin duda ¡acabaremos con ello!

Anónimo dijo...

¡Totalmente de acuerdo! Partitocracia - y decimonónica. (Eso los avanza'os, que unos cuantos son contemporáneos de Fernando e Isabel...) :-((

La pregunta es: ¿cómo podremos sacudirnos de ella? Porque está claro que de ningún partido va a salir la iniciativa...