martes, 30 de diciembre de 2008

De jueces y otras injusticias




Qué razón llevaba Bertolch Brecht cuando decía que:
muchos jueces son absolutamente incorruptibles; nadie puede inducirles a hacer justicia.”

Unos, porque aplican justicia con sus convicciones religiosas; otros, por desidia no ejecutan sentencias de encarcelamiento a asesinos declarados; los más, porque su corporativismo raya lo obsceno.

Sin duda la Justicia es ciega, cegada por quienes la aplican.

3 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

Y aun así, muchos de lso que son justos lo son apliando leyen injustas así que...

Felipe dijo...

Es cierto, ese matiz sin duda es el más importante.

Eduardo López-Collazo dijo...

Hoy es que repaso tu blog (31 de diciembre). Me gusta los análisis que haces. Es una pena que Palabras en Libertad me suene a Libertad Digital :-) y espero que nadie se confunda. He comentado algunas de tus entradas. Espero que las leas. Un abrazo, Ed.