jueves, 4 de marzo de 2010

Vuelve la esclavitud




Parece que el empresariado español “se ha soltado la coleta” y ha encontrado la solución para salir de la crisis: restablecer la esclavitud, pero todavía no se atreven a formularlo directamente.

La solución que aporta la organización de los empresarios españoles es que los jóvenes, hasta los treinta años, sean contratados con salarios basura (máximo 600 euros), sin derechos a indemnización por despido, sin la protección de los tribunales y al margen del Estatuto de los Trabajadores. Y además, se supone que piden entusiasmo, horas extraordinarias no retribuidas y poner buena cara: “sí, mi amo”.

Al margen de su absoluta obscenidad, no habría ningún estado democrático por muy conservador que sea su gobierno, que pueda estar dispuesto a correr el riesgo de dar su aprobación a esa nueva forma de esclavitud sin enfrentarse a una absoluta rebelión. O, ¿sí?

3 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

A pero ya van a regular a los becarios???

Anónimo dijo...

Amigo, ese es el disfraz de la formación y de labrarte un cv. ¡ a cambio de trabajo gratis!

Anónimo dijo...

Debate tras la línea roja

La patronal tiene su lógica

La idea de un contrato de trabajo sin cobertura social para los jóvenes, ha producido un rechazo mediático notable. Me parece lógico y aplaudo la respuesta espantada de casi todo el mundo. Digo de casi todo el mundo por una razón: ¿pensáis que la CEOE o el señor Díaz Ferrán se han vuelto locos? Me temo que no nos damos cuenta de lo importante que es entender el mercado y los controles del mercado. Sinceramente: la diferencia entre derechas e izquierdas está precisamente ahí.
Suponed que hay una cosecha impresionante de manzanas. Los precios de las manzanas bajarán en poco tiempo. Suponed que escasean las naranjas por las heladas de estos días. Los precios de las naranjas subirán. ¿Se quejará alguien? Alguien puede ser que sí, pero la opinión general, no.

Ahora tenemos una tremenda oferta de trabajadores en el paro. Como nunca. Y muchos, muy jóvenes o inmigrantes. A la vez, tenemos una demanda de empleo pequeña o muy especializada. Resultado: los salarios de los trabajadores sin empleo deberían bajar.

Vamos a ver si esto se entiende: esto pasa en términos de puro mercado. Por eso la CEOE (o Díaz Ferrán) ha hecho la propuesta que ha hecho, porque entiende y vive el mercado.

Pongámonos en la piel de la CEOE. Un empresario quiere contratar a unos trabajadores para pintar unas viviendas. Va a la cola del INEM y pregunta: ¿Queréis empleo seis meses por 540 € al mes? Aquí ya no digo más y espero respuestas de gentes que están en la cola del INEM.

Pues eso es lo que ha pensado la CEOE (o el señor Díaz Ferrán): si muchos quieren trabajo y hay poca oferta de trabajo los salarios tienen que bajar.

No lo dudéis: si un desempleado de larga duración tiene la posibilidad de trabajar y cobrar un dinero, aceptará lo que sea para atender sus necesidades.

Y aquí entra en escena el Estado y la izquierda: o se corrige el mercado o podemos llegar hasta situaciones insospechadas de indefensión de un trabajador.

Ya sé que duele que tengamos que pagar (por ejemplo) un IVA más alto dentro de poco, pero cuando lo paguéis, estaréis dando dinero al Estado para que pueda seguir pagando algo a unos parados que -de lo contrario- se entusiasmarían con el mercado y se colocarían por lo que les quisieran pagar.

La esclavitud igual podría volver con una cierta lógica del mercado. Pensemos.


Blog de Luis Solana: "Debate tras la Línea Roja"