martes, 3 de noviembre de 2009

De los socialistas sedicentes… y (II)



Hay socialistas que practican la progresía de cara a la galería pero en política económica hacen pagar a los de siempre.

Hay socialistas auténticos, que defienden con valentía lo que piensan aunque se les tache de progres trasnochados por la derecha neoliberal. Hay socialistas sedicentes, como refleja el diccionario de la Academia: "Dicho de una persona que se da a sí misma tal o cuál nombre, sin convenirle el título o condición que se atribuye".

Hay socialistas que demandan la flexibilidad en el empleo para encarar la crisis pero que no renuncian a dietas, coche, chofer y pensiones de ex-ministros.

Hay socialistas que dicen ser laicos y propugnan la laicidad del estado, mientras acompañan procesiones y financian a la religión dominante con los presupuestos del estado.

Hay socialistas que lanzan grandes campañas en prevención sanitaria y como la crisis aprieta se cargan el Plan Nacional contra el SIDA dado que la enfermedad se ha cronificado y se puede luchar contra ello mediante buenas dosis de antirretrovirales; es decir, se opta por no gastar en prevención pero hinchamos los gastos en medicamentos (las farmacéuticas subiendo en bolsa).

Hay socialistas que vocean a los cuatro vientos que la subida de impuestos es progresista (la bajada también), que todos debemos arrimar el hombro para ayudar a los menos favorecidos, pero la subida de impuestos se carga sobre los asalariados mientras las grandes fortunas quedan a resguardo en sus bunkers (SICAVs) y paraísos fiscales.

Cada quién ponga nombre a cada una de estas posiciones.

2 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

y aqui tambien tengo nombres también..

fenix dijo...

Muy acertado Felipe, la pena es que no podamos tener los medios para cambiar actitudes, propias de una epoca barroca, donde la picaresca esta por encima de la moral, los principios y la verguenza.
Algun valiente, se atrevera a ponerle el cascabel al gato? Es dificil, pero no perdamos la esperanza
Un saludo
fenix