viernes, 9 de enero de 2009

Nieva sobre Madrid



Nieva, cada copo tapiza los rincones de nuestra mente; no hay más matanzas en Palestina, los niños se tiran bolas de nieve; la crisis se anestesia, con cada oportunidad conseguida en las rebajas; los políticos se van a esquiar, dejan de decir y hacer cosas sin pensar; en la gélida Rusia a algún neocapitalista se le deshiela el corazón, el gas fluye por las venas de Europa; un manto blanco de esperanza sobre las calles marca el camino al nuevo inquilino de la Casa Blanca.

2 comentarios:

Jake dijo...

Hace tiempo yo era niño y nevaba mucho, mucho. Lo recuerdo. (Angel González)

Capri dijo...

Solo decir que el inmaculado manto de la nieve no se tiña con la sangre de inocentes..
Aqui tb nieva... a veces