miércoles, 17 de junio de 2009

La banca europea se traga cuatro billones de euros en ayudas de los estados de la Unión.



Los gobiernos europeos han aprobado hasta ahora 3,77 billones de euros en ayudas a sus sistema financiero, más que el PIB de Alemania, según documentos de la Unión Europea.

El Reino Unido ha puesto 781.200 millones de euros para restaurar la confianza en sus entidades, más que ningún otro país, según el documento, con fecha de 26 de mayo y preparado por funcionarios de la Comisión Europea, el BCE y países miembros. En segundo lugar, Dinamarca, donde han tenido que ser rescatados 13 de los 140 bancos, ha comprometido 593.900 millones de euros. Alemania es el tercero que más ha dado, 554.200 millones.

El conjunto de medidas adoptadas para salvar a los bancos y revivir el crecimiento económico supera con creces el Producto Interior Bruto de Alemania, que asciende a 3,3 billones de dólares (2,34 millones de euros), el mayor de la región.

La Comisión busca ahora crear agencias de carácter europeo para regular y controlar el riesgo en la economía del continente después de que la crisis haya provocado unas pérdidas y depreciaciones de 460.000 millones de dólares (326.000 millones de euros), según los datos de la agencia de noticias Bloomberg.

Los gobiernos de la Unión han aprobado 311.400 millones de euros en inyecciones de capital, 2,92 billones en garantías, 33.000 millones para aliviar activos dañados y 505.600 millones para liquidez, un total de 3,77 billones, según desglosa el informe.

En comparación, el gobierno de Estados Unidos y la Reserva Federal han gastado, prestado o comprometido 12,8 billones, según los datos recogidos hasta el 31 de marzo.

En España, se está discutiendo la creación y dotación del fondo de rescate de la banca con un presupuesto estimado de 9.000 millones de euros y que podrá endeudarse hasta diez veces más (90.000 millones de euros).

Todas estas cifras mareantes no deben dejarnos indiferentes. Estos fondos de rescate, aunque se recuperara una mínima parte por los Gobiernos de la Unión, están disparando los déficits públicos a cotas estratosféricas. Al final, serán los ciudadanos con una fuerte subida en sus impuestos los que pagarán el rescate. Mientras, la banca negando el crédito a los ciudadanos, que con sus impuestos, les van a salvar la cara. Los accionistas de la gran banca ¡tan contentos!

2 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

Y sabes lo peor? qué la gente siempre va a pensar que los bancos son los buenos. SIEMPRE

Felipe dijo...

No, si los bancos serán todo lo buenos que quieran ser, LOS MALOS son los pésimos Gestores y Consejeros que los han llevado a la ruina. Estos se han ido a casa con indemnizaciones millonarias y con la complacencia de las autoridades de turno. Ahora se rasgan las vestiduras, pero no veras ni a un SOLO BANQUERO en la carcel por arruinar a sus clientes y accionistas.